miércoles, 23 de julio de 2014

A la caza del prepa.


Tomada la decisión de opositar, necesitas un guía, un gurú para ir sorteando obstáculos en la gymkana en la que te has metido. Este papel lo cubre el PREPA.

El prepa es esa persona, normalmente juez, fiscal o secretario judicial que, bien de un modo único (como preparador individual), bien de un modo conjunto (asociado con otros prepas individuales o formando una academia) se encarga de marcar el camino a seguir en la oposición a los pobres opositores que andamos más perdidos que Marco el día de la madre.

La elección de preparador es importante, pues es la persona que va a orientarte durante el camino de la oposición. Normalmente tienes conocimiento de la oferta de preparadores a través del boca a boca. Así encontré a "mi media naranja en la preparación". Mi preparador (a partir de ahora Frankie Dunn) tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, como todo preparador que se precie. En lineas generales, estoy muy felíz de haberle encontrado aunque no deja de sorprenderme cada día. Es una caja de sorpresa que mezcla aspectos de estos tres sujetos: 

 Más duro que Clint Eastwood. El día que flojeo y toca presentarme ante él, arde Troya. Sin piedad. Si tiene que decir que no has hecho ni la mitad de lo que debías (y podías) o que lo que traes estudiado es una m***** lo dice sin pelos en la lengua. Sin vuelta atrás. Es un asco.Punto. Su frase típica sería: "el opositor no tiene derecho a ponerse enfermo. Eso se reserva para el que aprueba". Entiendo que lo dice porque no sufrimos enfermedades graves(en tal caso,toco madera, espero tenga su corazoncito jaja).



Mas sabio que el Maestro Yoda. Sabe más el diablo por viejo que por diablo.Frankie, con  montón de años de experiencia a sus espaldas, tiene un profundo sentido del bien y del mal y unos valores morales inquebrantables. Corrección, paciencia, esfuerzo y constancia son los pilares de su enseñanza. Dureza, autodisciplina y poca flexibilidad la base del método para con sus discípulos.Trata de inculcar una constante fuerza de voluntad a sus pupilos, en los que deposita su confianza. Otra frase mítica sería: "Hazlo o no lo hagas pero no lo intentes".Querer es poder y el esfuerzo, el primer escalón hacia el aprobado. 



Vanidoso como Julio. Que no se diga que ser un durezas y el más sabio del lugar es incompatible con tener clase. Se dice que lo cortés no quita lo valiente y Frankie es ante todo elegante. Sus pulcras camisas  nunca se arrugan, sus zapatos inmaculados brillan más que el sol, en sus gin tonics el hielo no se deshace y nunca jamás tendrás opostunidad de verle mal peinado. Imagen intachable. En la vida la disciplina comienza por uno mismo y el aspecto exterior es reflejo del mundo interno. "Mens sana in corpore sano" es uno de sus lemas y lo aplica diariamente practicando deporte como el que más. Mi prepa es un champion señores! ;)





COSAS QUE NO DEBE HACER UN PREPA
COSAS QUE DEBE HACER UN PREPA

- Dormirse cuando cantas/ no escuchar. Por ejemplo, no está bien ponerse a hablar por teléfono pasando de ti, ni ir al baño y dejarte más solo que la una entonando tus cánticos celestiales.


- Pasar de tu preparación. ( "Sí hijo, me parece muy bien que únicamente me traigas consti durante 8 meses, qué mas darán los otros 300 temas. Bien. Bien. Perfecto")




- No resolver tus dudas sobre algún tema.




- Fumar mientras cantas y expulsar toda la humareda sobre tu cara, intoxicándote, mientras mueres de calor en su habitáculo infame de desorden infernal.

  


 - No le importes ni lo más mínimo.




- Compararte reiteradamente con otros compis (no me importa si el de detrás es un zote, ya cogerá el ritmo (o igual no) pero en cualquier caso NO es asunto de los demás compañeros, bastante tendrá el pobre con lo suyo. Y viceversa).


- Llegar tarde, cambiar tus días de cante constantemente y la hora desorganizando tu día a día por regla general (que aunque no lo parezca tengo vida tras el canteee!!).


- Dejarte tirado el día del cante constantemente, o peor aún, largarse tooooodas las largas vacaciones (más aún, si tienes un examen tras las mismas) O peor aún, cobrarte el día (o meses) en los que te ha dejado tirado.



- Prestar atención al cante y corregir cuando proceda (contenido, erratas,  tiempos, postura corporal, volumen de voz, fluidez y rapidez expositiva,...)


 -Marcar un buen ritmo de trabajo y unas directrices mínimas, proponer un sistema de estudio que se acomode a tus capacidades, a ser posible, proporcionar un temario (el mío no lo hace, me remite a Carperi), o al menos, las actualizaciones (Ahí sí se porta :P) 


- Resolver tus dudas sobre el temario.¡Ojo! Que tampoco tiene obligación de hacer tus deberes.  No tengas jeta.


- Tener un lugar apropiado y acondicionado para un buen cante (luz, temperatura,…). No es necesario encontrarse en el Palacio de Versalles, hablo de un mínimo exigible de habitabilidad.


 - Escuche tus preocupaciones, animándote si estás muy tristón (No hace falta que seas un plasta indecente)



-Entender tus circunstancias y darte toda la caña posible de acuerdo con tus posibilidades.  Viene consistiendo en "apretar cuando flojeas y aflojar cuando te ve superado".




- Ser puntual y fiel a vuestras citas :P. al fin y al cabo, tú estás dando una prioridad absoluta a la opo. Por respeto a ti y a su trabajo debería cumplir lo pactado.


- No faltar al cante de manera reiterada. Puedo entender que a veces estés enfermo o tengas una urgencia ineludible que te impida, por causa mayor, acudir al cante pero que cada vez que tengas comidorra con tus compis de golf me abandones como un juguete roto o como una colilla sucia en el suelo me parece sin duda alguna un abuso.



VENTAJAS de tener prepa:  
*  Si tienes prepa no valen excusas, el día de cante es día de cante.  
*  Te somete a un control y ahí no vale engaño,por vergüenza te toca "dar el callo"
Puedes controlar tu nivel y mejora gracias a una persona con experiencia . 
*  Te obliga a salir del opozulo (Cómo me gusta el post-cante!:) ). 
*  Conoces a otros compis de fatigas .
*  Te obliga a  machacar ciertos temas que tienes "atravesados"
* Con su experiencia, trata de evitar que cometas los mismos errores que él mismo, o alguno de sus alumnos, han cometido en el pasado.  


ADVERTENCIAS
-         La elección de preparador es importante pero no irrevocable. Si no te convence tu preparador, puedes cambiarlo. Aprovecho para decir, que si bien hay preparadores que son verdaderos soletes (te escuchan, te animan y te dan una caña increíble cuando tienen que darla, además de ser eminencias en su trabajo,…) Hay otros que son una VERGÜENZA ABSOLUTA y únicamente te ven como su pasaje a las Maldivas en verano, el pago mensual de su segunda residencia vacacional o como la ortodoncia del niño. Si es el caso de tu preparador: HUYE!! Aún estás a tiempo! Jajaj 



-          Es vital que el prepa se tome en serio su trabajo. Las horas que deba atenderte debes ser lo más importante del mundo para él. Eso conlleva que te escuche los temas prestando atención, corrija erratas en la exposición y si ve que no tienes las cosas demasiado claras, igual explique las cosas con ejemplos prácticos para una mayor comprensión del temario.



-          El preparador es importante pero el determinante es el opositor. El prepa NO puede estudiar por ti. Por mucho que él sea un crack, si te pasas el día tirado a la bartola sin dar ni chapa… Poco va a poder hacer el día del examen por ti. Ponte las pilas!!


-          Advertencia!! El prepa NO es un animador infantil. De divertirte, se encargarán tus amigos y familia, si es que son muy graciosos. El cante no es una juerga! Es el día en el que rindes cuentas del esfuerzo de varias jornadas de estudio profesional. Es positivo tener buen rollo con el prepa e incluso, según los casos, cierto grado de confianza, conoceros y compartir ciertas cosas de vuestra vida pero siempre guardando un respeto para que, por ejemplo, si llevas dos temas porque no has hecho "ni el huevo” se te caiga la cara de vergüenza al contarlo. Si le pierdes el respeto al final te acomodas demasiado y total... ¡Si somos amigos!  ¡Seguro que lo entenderá!



-          El preparador propone pero el opositor dispone. Esto significa que el prepa puede marcar el ritmo, pero si realmente ( y sin autoengaños) no das más de ti mismo e incumples reiteradamente el plan marcado debes bajar el ritmo. Igualmente, si te ha marcado un ritmo bajo para ti y estás rascándote todo el día la panza como un campeón, cuando deberías estar estudiando como un animal… Es hora de subir temas amigo!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario