miércoles, 1 de octubre de 2014

Lo que depende de uno.



Se han hecho públicas las plazas presupuestadas para el año 2015 para jueces y fiscales. Parece que el número máximo será de 100 plazas.


La verdad, la noticia me ha llegado como una bomba. Siempre me digo a mi misma que no debo confiar en rumores, ni estadísticas, que solamente son eso: dimes y diretes y números. Ni más, ni menos. Al final, tú eres el único dueño de tu estadística personal. Sin embargo, llegaban brotes verdes y raíces vigorosas partout, compis animados, preparadores bienintencionados, rumores de fuentes fiables, ... Todo apuntaba a que el número de plazas este año aumentaba y yo ya estaba dando palmas. Doscientas se decía (¡Tomaa!) peeeero no. Cierto es que ahora tienen que irse realizando todos los trámites parlamentarios e igual, con suerte, se logra aumentar el número a través de enmiendas (¡Ojalá!). Aún así, creo que me voy a ir haciendo a la idea de que van a ser 100 y si, por alguna casualidad, esto mejora, pues esa alegría que me llevo.

Tras el lloriqueo de turno (sí, me he quejado y tengo que poner a cero el contador de los días sin quejas jejeje ) he decidido que no iba a tirar el día de estudio por la borda y me he puesto manos a la obra para salvar la jornada. Ahora, que he terminado de estudiar, le he empezado a dar vueltas al tema de la opo y al factor-suerte-contexto-alineación planetaria-o-no-sé-cómo-llamarlo.

Me he dado cuenta de lo siguiente. Todo el que aprueba es un currante, un valiente, un campeón y se merece con creces esa plaza que se ha ganado él solito. Todo el que pasa al otro lado ha rellenado su test, ha pasado una nota de corte de escándalo y se ha plantado con una mano delante, otra detrás y todos sus conocimientos en la cabecita ante el Alto tribunal cantando como los ángeles. Innegable y merecidísimo. Sin embargo, creo que hay factores externos que marcan, que influyen o que incluso, en ciertos casos, determinan que estés dentro o fuera, que consigas tu sueño o no, que te cambie la vida o sigas en el circuito opositoril ¡Vaya! ¡Se dice pronto!

Cuando digo esto me refiero a mil circunstancias. Personalmente, he observado entre otras las siguientes:

-          La Oferta de Empleo Público, hay plazas o no y cuántas. Cotilleando un enlace del foro ves que en los últimos 4 años (2012, 2013, 2014 y 2015) han convocado una totalidad de 250 plazas mientras en 2011 convocaron 400 plazas para ese mismo año.  Creo que esto influye principalmente en la nota de corte del test puesto que la ratio en los orales se mantiene más o menos constante (que alguien me corrija si me equivoco, son apreciaciones mías jeje)

-          Los plazos generales entre examen y examen. No es lo mismo una convocatoria exprés con uno, dos o tres meses a lo sumo entre examen y examen que una convocatoria en condiciones de tiempo algo más asequible entre pruebas.

-          El orden para examinarte. Quienes se examinan en primer lugar tienen menos tiempo para preparar el segundo examen y algo más para preparar el tercero (si superan el anterior) mientras que quienes se examinan hacia el final tienen mucho más tiempo para el segundo examen pero andan mucho más pillados para los procesales.

-          Si sabes cuándo te va a tocar examinar o no. Si sabes cuándo te toca, seas de los primeros o de los últimos (este año los de la A y los de la Z) puedes organizar un poco más la planificación de estudio. Por el contrario, aquellos que están rozando el principio o el final de algún tribunal (por ejemplo este año los de la M) no saben si serán los primeros o los últimos en examinarse. Es decir, no saben cuánto tiempo tendrán entre el primer y el segundo examen en caso de aprobar el test y no podrán organizarse como debieran con estos plazos tan cortos.

-          Vivir en las sedes de examen o vivir en lugares más alejados como pueden ser las Islas canarias. No es lo mismo dormir en tu casa, repasar en tu hábitat los días anteriores a la prueba de fuego e ir al examen del tirón que pasarte 5 días en un hotel intentando repasar malamente con todos los apuntes que te puedan caber en la maleta.

-          Examinarte el día en que estás convocado o tirarte un par de días haciendo pasillo en el Supremo. En el primer caso, llegas algo más fresquito (todo lo fresquito que se puede llegar el día que te juegas todo y nada jejej). En el segundo, los nervios y el cansancio van aumentando según transcurre el tiempo de espera.

-          La buena mano con las fichas. Aquí, según mi opinión, el azar es vital. En mi caso, no me dio tiempo a repasar en condiciones todo el temario en una semana (fallo y responsabilidad únicamente mío, claro está) y podían pasar dos cosas: que sacase las fichas correspondientes a los temas recientes o que no sucediese tal milagro. En ese justo momento en el que sacaba las fichas de los maravillosos sacos de terciopelo rojo… Los tenía de corbata (hablando en plata). Sientes que todo tu futuro depende del de Ahí Arriba y que en ese punto poco puedes hacer. Estoy aquí escribiendo el blog en vez de tomándome unas cañas de celebración, así que os podéis imaginar el resultado de la extracción ;-)

-          Otros (y variados factores): problemas personales de última hora, si es lunes y el Tribunal está de mal café, si el Presi ha dormido bien esa noche o le han impedido pegar ojo unos vecinos juerguistas, si los vocales están satisfechos sexualmente, etc etc etc.

Tras examinar todo esto, te das cuenta de todo lo que NO DEPENDE DE TI en este proceso, de todas aquellas cosas que influyen, de esos detalles nimios que pueden cambiar tu futuro, pero también te das cuenta de que cuentas con un factor que pesa (o puede pesar si lo empleas bien) mucho más que todos los anteriores juntos: EL ESTUDIO QUE LLEVAS A TUS ESPALDAS. 

Cuanto más estudies, cuánto más machaques, cuánto mejor domines el temario, cuánto menos dudes, cuánto más repitas y repitas y vuelvas a repetir todo, menos influyen todos esos factores que no están en tus manos. Ese factor de importancia vital solo depende de ti, de las horas que inviertas, de los sacrificios diarios, de la concentración y las ganas que pongas en el empeño.  A mi juicio, la ecuación sería algo así:

-          A > preparación < influencia del azar
-          A < preparación > influencia del azar.

Dadas las noticias que han llegado, parece que la cosa va a mantenerse estable este año y no van a caernos las plazas del cielo. Esto se traduce básicamente en  que toca dejarse la piel (más aún todavía) para conseguir este sueño. Sí, está siendo duro, el camino está siendo largo y tortuoso y no parece que la cosa vaya a mejorar , al menos por el momento y sustancialmente. Nadie dijo que fuera a ser fácil conseguirlo. Lo que sí tengo claro, es que quiero que merezca la pena, que esto tiene que compensar y que el esfuerzo tiene que dar sus frutos. De corazón, creo que se puede conseguir. Ánimo, motivación, ganas ¡Y al toro!

¡Mucho ánimo a todos! ¡Se puede, seguro que se puede! :)



6 comentarios:

  1. Gracias de nuevo por compartir tus palabras. Nos ayuda mucho. Si, esto cada día nos lo ponen más dificil... Pero no podemos caer en el desánimo. Somos más fuertes que ellos. Hay que hacer todo lo que esté en nuestras manos y ser fieles a nuestros mismos. Si se quiere, y se trabaja, se puede!!
    Mucho ánimo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo! :)

      Sí, no es tarea fácil, la mochila pesa cada día un poquito más... Personalmente, intento que el camino sea lo menos pesado posible (dentro de la carga que supone) así que intento aportar dosis de positivismo y centrarme en lo que está en mis manos en el día a día para ir avanzando. Parece que con una buena filosofía y con paciencia infinita el ascenso a la cumbre cuesta un poco menos! jejej

      Ya sabes que me hacen mucha ilusión tus mensajes. Muchas gracias por el comentario y por los ánimos!! :)

      Un saludo y mucha fuerza para este comienzo de semana,

      Carperista.

      Eliminar
  2. Hola Carperista! Lo de las 100 plazas en los Presupuestos me sentó como un tiro. A mí personalmente me llegaron los rumores de casi 200 plazas, así que imagínate el día que pasé... "pa mí se queda". Cuando lo publiqué, yo ya advertí que eran rumores y tal, pero es que es inevitable que la noticia siente como un mazazo. Ahora a seguir adelante, que más vale 100 plazas que ninguna y habrá que luchar por una de ellas. Yo con una me conformo =P PorCierto: me ha encantado el factor "si los vocales están satisfechos sexualmente" jajaajaja PorCierto2: Muchísimas gracias por los temas!!!! Me vienen de perlas =D Un abrazo compañero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola OV!

      Bufff... Ya ves, cuando me enteré de la noticia casi me da un "telele" jajaja. Ahora, que ya han pasado unos días ya lo he digerido y me repito lo mismo que te dices tú "Venga, que solo necesitas una. Estudia. Estudia". Ahora solamente necesitamos dos: la tuya y la mía!! :)

      Me alegra que te vengan bien los temas! Espero que te sirvan de ayuda!

      Mucho ánimo con el lunes, nos lo comeremos con patatuelas!! Un saludo,

      Carperista.

      Eliminar
  3. Acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho!

    Por otra parte, sólo diré que hoy he soñado con que en realidad convocaban 321 plazas. Obsesión lo llama mi madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias por el cumplido y por el comentario. Me hace muchísima ilusión cada vez que los leo!! Espero que tus sueños sean premonitorios y vengan con un montón de plazas reales para todos! :) :) :)

      Un saludo,

      Carperista.

      Eliminar