sábado, 5 de septiembre de 2015

Jornada de reflexión.







Tras el batacazo del examen y tras el merecido descanso, volví a la rutina. Entré en una especie de ciclo horribilis en el que me levantaba con muy buenas intenciones pero según transcurrían las horas del día comenzaba a divagar frente a los apuntes, perdía el tiempo, pensaba en cualquier cosa menos en memorizar. Físicamente frente a las dichosas páginas del libro de tapas rojas pero mentalmente muy muy lejos de allí. Así, iban pasando las horas hasta que, cuando me quería dar cuenta, estaba prácticamente anocheciendo. Hora de cerrar los libros y escapar a trotar por ahí o al gimnasio. Creo que ese era el único momento del día en el que, de verdad y al 100%, conectaba con lo que estaba haciendo en el momento. Después, tras machacarme físicamente, llegaba a casa y comenzaba el ciclo de los remordimientos, de la insatisfacción y de la culpa. Así hasta que me quedaba dormida y comenzaba un día nuevo.

No puedo decir que estuviese triste, no he derramado ni una sola lágrima por el examen. La procesión se lleva por dentro dicen. Lo que siento es más bien decepción, frustración y una combinación de enfado, soberbia y vergüenza por no haber dado la talla que me come por dentro. No paraba de retumbar una idea en mi cabeza sobre lo que dijo un compañero (ote7) en su momento: “si estás en esto ahora mismo, no existe o no debe existir nada más. En esto no se puede estar a medias pero en general en la vida no se puede estar entre dos aguas. Hay que apostar. Si estás pagando un preparador y encerrado en tu casa, ponte a estudiar y estudia como un loco hasta el día que decidas dejarlo. Porque así cuando lo dejes, podrás decirte a ti mismo, hice lo que pude pero no era lo mío. Y poder decirte eso te dará tranquilidad de espíritu.” Y eso es precisamente lo que me faltaba, la tranquilidad de saber que estoy haciendo lo que debo, lo que elijo,  dejándome la piel en el intento.

Tanto es así, que el otro día decidí hablar con Frankie. “Frankie, no sé cómo afrontar esto. No paro de perder el tiempo, no rindo, no me cunde, no soy productiva y no sé cómo controlarme. Igual no sirvo para esto”. Con esa frase me presenté en su despacho. Y Frankie, que es muy sabio, me dijo que lo primero que tenía que saber era QUÉ QUERÍA. Me dijo que he tenido rachas muy malas pero que, a día de hoy, cree que si estudio al 100% y doy lo mejor de mí este año podía ser el mío. Sólo si estaba al 100%. Sino, NO. Con este ritmo, este estado y esta actitud podíamos tirarnos años yendo a cantar cada martes que no lo iba a sacar en la vida. “Piensa este día libre qué es lo que quieres. Lo que quieres de verdad” dijo.

Y lo pensé. Mucho. ¿Qué quiero hacer? QUIERO SER JUEZ. Sigo con la misma obcecación de siempre. Pero claro, esto es como el que quiere adelgazar y comienza la jornada con muy buenas intenciones desayunando cereales integrales con leche desnatada pero se va desatando a lo largo del día hasta acabar cenando panceta y chorizo frito. O como aquel que dice que va a dejar de fumar pero a lo largo del día se ventila dos cajetillas. Pues eso no es querer. Eso no es querer de verdad. Y mientras quieres y no quieres, mientras miras los apuntes y despilfarras el tiempo frente a ellos, la vida va pasando. Y la vida es demasiado corta como para no dar lo mejor de ti en cada cosa que hagas.

Querer de verdad es invertir tiempo y esfuerzo en ello. Poner todos los instrumentos para conseguir el objetivo marcado. Querer de verdad implica una voluntad de hierro. Significa sacrificarte para ello. Por eso cambié la pregunta: “¿Quieres invertir un año más de esfuerzo para conseguirlo?” “SÍ. Me doy otra oportunidad. Voy a invertir este año al 100% en esto”.   

Y así comenzó mi semana.




17 comentarios:

  1. Hola!! En primer lugar siento mucho que el examen no fuera bien y tuvieras después esa etapa apática (que creo que le pasa a todo el mundo en mayor o menor medida tras el chasco):( Pero lo importante, como dijo tu prepa es tener claro sí ser juez es lo que realmente quieres y al haber reafirmado que sí sólo queda hacer un esfuerzo más, que la recompensa realmente merecerá la pena.

    Mucho ánimo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Muchas gracias por los ánimos. Sí, creo que es importante hacer una lectura positiva y de esta parada de reflexión de domingo haber sacado una conclusión clara. Saber con toda seguridad donde quiero ir a medio plazo me ayuda a apoyar el pie para dar el siguiente paso cada día. He salido convencida, ¡ahora sólo falta ponerle ganas! jejej

      Un abrazo,

      Carperista.

      Eliminar
  2. Hola Carpersita,

    Sigo creyendo que vas muy bien con la oposición, intenta no sentirte frustrada ni decepcionada porque llegar donde has llegado no es fácil. Las oposiciones de judicaturas son muy duras, ya que son muchos temas a memorizar, cantarlos bien.. y requiere tiempo, paciencia... No obstante, entiendo Y MUCHO todos esos sentimientos que describes, pero por todo lo que he leído en tus entradas, de verdad que tienes que sentirte MUY orgullosa de todo lo que has hecho..

    ¡¡¡¡Mucho ánimo valienteeee!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sandra!

      Sí, tienes razón. Tengo que intentar no sentirme así. Estoy intentando cambiar de perspectiva estos días y ser más positiva, en centrarme en el día día con ilusión. ¡Poco a poco! Jejeje ¡Muchas gracias por tus palabras! Me animan mucho, de verdad! :)

      Un beso compi,

      Carperista.

      Eliminar
  3. Hola!!

    Entiendo perfectamente la situación que describes, yo que me he quedado varias veces en los orales, también he sufrido esa apatía. No obstante creo que estás siendo durísisisma contigo misma. Es decir, por lo que parece te debiste examinar en julio y después de suspender hay que cogerse un tiempo ( para mi minimo 2 semanas y máximo4) de descanso... Y pretendes poco menos que en un mes estés al 100%? Después del batacazo y en pleno verano? Creo que demuestras que esto realmente te interesa cuando en pleno mes estival y después de un doloroso suspenso, te pones a estudiar. Es EVIDENTE q deseas esto con todas tus fuerzas y es ADMIRABLE el esfuerzo de ponerse. No puedes ni debes exigirte más. Mi experiencia me dice que después de un chasco duro cuesta muuuucho volver al ritmo anterior. Yo al principio no daba pie con bola, llevaba poquísimos temas y sinceramente mal llevados. Había días en que no podía ni sentarme o lloraba o perdía el tiempo. No obstante con el tiempo fui mejorando, gradualmente pero de forma positiva. Y mas o menos a los dos meses y medio o así ( desde el suspenso) ya estaba en un buen ritmo ( aun así menor que el anterior al oral). Y me ha ido bien.

    Te digo todo esto porque no somos máquinas, somos personas humanas. Has de tener paciencia y mimo contigo misma y entender que las cosas necesitan un proceso. La opo es como una relación. Es como si tu novio te es infiel y quieres perdonar y estAr bien el primer día. No, cuesta trabajo, paciencia y calma. Entiéndete también, date tiempo y sobre todo estate ORGULLOSA por haber dicho " aqui estoy yo y lucho x lo que quiero" ! Es para estarlo! No encima quieras decir " no me afecta, al dia siguiente estoy al 100% y llevo muchos temas y super buenos". Por ponerte un símil es como si un futbolista se parte una pierna y cuando consigue volver a jugar quieres que el primer día te marque 8 goles. Entiendo que quieras encontrar el ritmo cuanto antes, eso dice de ti y te llevará lejos... Pero ten cuidado, ser tan exigente te puede llevar a agobiarte y dejarlo ( de hecho te lo has hasta planteado!!!).

    Eres una campeona, deseas esto con fuerza, tu determinación es admirable. Solo te falta creértelo y exigir lo mismo que le exigirías a otro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      No sé quien eres o si has comentado alguna vez por aquí pero de corazón, muchisisisisisismas GRACIAS por haber dedicado un rato de tu tiempo para escribir por aquí y compartir tu experiencia. Me has hecho pensar.

      Es verdad, tiendo a ser más dura casi siempre conmigo misma que con los demás. No se me ocurriría ni decir ni pensar algo así de algún amigo-compañero peeeero cuando uno habla de sí mismo a veces tiende a convertirse en su peor enemigo. Al menos a mi me pasa... Tengo que corregirlo y como bien dices, darme mi tiempo para mejorar. El problema es que la mala racha se está alargando más de la cuenta y por primera vez me han comenzado a surgir dudas del tipo "igual no sirves para esto, igual no es lo tuyo".

      ¡Me ha encantado el ejemplo del futbolista y el del novio! Jajaja ¡Tienes toda la razón! Tenemos que estar orgullosos de luchar por lo que queremos. ¡Que no es poco! :) Paso a paso y con paciencia para dar a las heridas el tiempo necesario para cicatrizar.

      Por cierto, ¡¡¡ENHORABUENA!!!! Me hace ilusión ver que compis tan solidarios lo consigan. Un empujoncito más... Estas semanas-meses son durísimas pero te mando toda la fuerza del mundo mundial para poner la guinda en el pastel. 2015 es tu convocatoria. ¡Seguro que sí! ¡¡¡FUERZA!!!

      Eliminar
    2. Hola de nuevo!

      Lo de "igual no sirvo para esto" es algo que hemos pensado todos en algún momento! El problema es que la gente no lo dice ( x lo general). Todos tenemos en la cabeza la idea del "opositor perfecto": ese que estudia 10h diarias, 6 dias a la semana, ese al que nada le afecta, que hace deporte, sale de fiesta y canta maravillosamente y que además se sacó la oposición a los 3 años. Bien, ese NO EXISTE. Te lo digo porque a mi eso me torturó millones de veces: "no hago las cosas bien", "no soy una buena opositora", "no me merezco aprobar"... Pero te tienes que sentar contigo misma y pensar qué llevas haciendo estos últimos años...si la respuesta es estudiar, perderte cosas, renunciar y renunciar, creéme eres una GRAN OPOSITORA. Ahora bien, eres humana. NADIE estudia 14h al dia ( salvo poco antes del examen), nadie está impasible ante un suspendo y nadie puede compatibilizar esto con una gran vida social y aprobar. Evidentemente hay alguna excepción, pero te digo una cosa el 99% de los opositores pierde el tiempo tooodos los dias, si se ha propuesto estudiar 8h acabará estudiando 6. Esos mismo opositores tienen días o etapas malas (aunque se lo callen) y esos mismos hay momentos en que cAntan como el culo o temas que llevan mal. Y aprueban! No hay opositor perfecto, solo personas que hacen lo que pueden. Como bien dice OV hay que saber en que punto está uno y marcarte las metas en función de eso. Si ahora estás mal pues tendrás que llevar 5 temas al cante ( x ej) y cuando estés mejor lllevarás 8 y cuando estés como una moto llevarás 15... Y ahi... Ahi sí que debes de ser una dictadora! Tienes un dia bueno, aprovechalo y si no lo haces ahí sí que fustigate un poquito ( sólo un poquito) pero tienes una etapa mala? Prémiate sólo por el mero hecho de tener los huevos de sentarte! Somos tan exigentes con nosotros mismos...

      Claro qe vales para esto! Sólo tienes el pensamiento que tuvieron TODOS los que pasaron x aquí y que aprobaron! Es decir, eres una OPOSITORA! Pero no dejes que los pensamientos malos te coman, vales para esto y sólo debes ser mas permisiva contigo misma. Eso es lo que te hará aprobar.

      Y de verdad... Que los demás a tu alrededor no lo hacen mejor, q no te creas q si, q están igual que tú o puede q peor porque ellos no pasaron por ese palo y aun así no rinden todo lo que quieren. Y lo de la gente que aprueba en poco tiempo y tal... No, no es que fueran mejores y ese " opositor perfecto": o tuvieron suerte con los temas o simplemente eran de ese 1% de la sociedad que está claramente por encima. Los demás pasaron por lo mismo que tú, cayeron y se levantaron y les llevó tiempo. Estoy segura que en el 2016 todo esto de no rendir te parecerá un mal sueño.

      Un abrazo

      Pd: gracias por los ánimos!!!

      Eliminar
    3. Aaaah! Se me olvidaba. No estoy para nada de acuerdo con las palabras de tu compañero ot7. No dudo que serían con toda la buena intención, pero no podían ser más irreales. La oposición no es un MIR ( con todos mi respetos al mir que se que es muy duro pero es de plazo corto), no son unos meses y acabas. Son años y pretender que en esos años no nos van a pasar cosas malas y buenas que nos van a sacar de nuestro ritmo, es como te digo, algo irreal. Y también pretender que durante años uno no va a tener , sin necesidad de que pase nada, una mala racha o dudas, también está muy lejos de la realidad. Reitero lo de antes: lo estás haciendo muy muy bien y eres una opositora admirable por tener esa fuerza de voluntad de ponerte. Ese hoy por hoy es el 100% de lo que puedes dar. No te exijas imposibles.

      Ah y lo de los 5 temas que te he dicho, por dios espero que no te agobie. Es un suponer. Lo del numero de temas es un decir. Yo soy de las que SIEMPRE ha llevado claramente menos que los demás y me ha ido bien. Ahora mismo llevo pocos y tengo el oral cercano... Era por ponerte un ejemplo. Si llevas un tema al cante también es genial. Ahora se trata de sobrevivir, más que de hacer genialidades. Poco a poco.

      Un abrazo

      Rai

      Eliminar
    4. Me conecto sólo para contestar por aquí y desearte TODA LA SUERTE DEL MUNDO EN EL ORAL!!!! Dale fuerte compañera, que estás a un milímetro de agarrar la plaza con las dos manos. Fuerza, ánimo y al toro. Da gusto encontrar compañeros así en la oposición, con esa calidad humana. No me cabe duda que te lo mereces como nadie. SUERTE, SUERTE, SUERTE!!!!! :):):)

      PD/Me hiciste pensar muchísimo con tus comentarios. La próxima entrada casi te la debo a ti! Jajaja Lo de los comentaristas es lo mejor del blog, sin dudas. Un abrazo fortísimo campeona.

      Eliminar
  4. Todos pasamos épocas reguleras y días en los que te vas a la cama diciendo: genial, si me hubiera quedado mirando a un punto de la pared, hubiera hecho exactamente lo mismo.
    Pero si un día has estado al 100% y has sacado el máximo partido a las horas, sabes que puedes hacerlo otro día más, y otro y otro... así hasta que acabe, porque a veces parece que la oposición va a ser eterna, pero no. Un día se va a acabar, para un camino o para el otro.


    Por cierto, yo llevo un año y medio "dejando de fumar". Creo que toda la fuerza de voluntad se la llevan los carperi, porque vaya tela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Sí, es horrible esa sensación de pérdida de tiempo! Jajaja Aunque también es cierto que el día que te acuestas con el trabajo bien hecho, la sensación es impagable. ¡No lo cambio por nada!

      Espero que no te hayas sentido ofendido por el ejemplo de dejar de fumar. Yo soy más bien del club de los que cenan panceta jajajaj Menos mal que llevo una vida sana y hago mucho deporte. Aún así mi trasero, para mi desgracia, está empezando a coger dimensiones astronómicas... Jajajja No sé por qué toda la grasilla se obceca en colocarse ahí. El resto del cuerpo está tisiquillo jajaja

      Muchas gracias por comentar!! :)

      Eliminar
  5. ¡¡Carperista!! Te digo una frase que se ha dicho en la política estos días atrás pero que me ha gustado mucho: "Temblar es de valientes". Y tú eres una VALIENTE. Es normal que te tomes un tiempo de reflexión, es bueno analizar lo que uno hace y valorar si el esfuerzo merece la pena. Eso solo te corresponde hacerlo a ti. En estos casos si te guías por tu corazón, nunca falla.

    Una vez hemos tomado la decisión de continuar y retomado el rumbo, ya no podemos mirar hacia atrás, sólo seguir adelante, sin pensar más, sólo pensar en el siguiente tema (cómo tú bien sabes, en la siguiente barrida) nada más. Permítete equivocarte, los altibajos llegarán, no siempre se puede dar el 100%, pero la suma de esfuerzos es lo que permite llegar al éxito.
    A mi me funciona mucho "hacerme míos" los temas, lectura comprensiva e intentar disfrutar en la medida de lo posible de lo que uno hace. Y por último, pero no menos importante, duerme mucho y bien, es súper importante estar bien descansado y seguir una rutina de sueño para poder rendir al 100%.
    Confía en ti. Tú sabes cuál es el camino. Sólo debes seguirlo y las inseguridades se disiparán.

    ¡ÁNIMO Carperista! ¡Muucha fuerza con el estudio!

    Un abrazo taaan fuerte que rompa tooodos tus miedos. :)))

    Anónimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo!!!

      Como siempre, me ha encantado tu mensaje. "Ya no podemos mirar atrás, sólo seguir adelante,..."

      Me habeís hecho pensar mucho con vuesstros mensajes. Siempre tiendo a pensar que en la vida es todo o nada, a veces se me olvidan los matices y que el éxito resulta de la suma de esfuerzos, como bien dices. Me has recordado esto que leí hace tiempo y que me gusta mucho: https://es-es.facebook.com/notes/utop%C3%ADas-y-realidades-universales/nunca-te-detengas-de-la-madre-teresa-de-calcuta/186337348053566.

      Muchisísisisismas GRACIAS por estar ahí, en cada entrada. :):)

      Te mando mucha fuerza para esta semana!!

      Eliminar
  6. Lo siento pero vengo a regañarte y además a decirte que creo que estás equivocada (porque soy muy guapa yo jaja).

    - En cuanto a lo primero: decir que estas siendo dura contigo misma es quedarse muy muy corta! Una cosa es ser exigente y otra ser una auto-maltratadora. Tú y yo sabemos que has hecho todo lo humanamente posible por aprobar. Si una ENFERMA y GRAVEMENTE a menos de una semana de su oral pues las probabilidades de que las cosas no salgan bien se disparan. No era tu año, tú misma lo dijiste, pero precisamente porque este no lo fue, el próximo tiene muchas papeletas para serlo. Con todo tu bagaje cada vez es más difícil no aprobar, sinceramente te lo digo. Creo que debes "quedarte en paz" respecto a lo que ha pasado este año para poder continuar bien el camino que te lleve a tu plaza. Háblate, entiéndete, concédete amor y sobre todo, manda a tomar por culo a quien haga falta. Porque la presión social muchas veces es una infatigable fusta. Te lo digo sabiendo lo difícil que es llevar a la práctica este mantra... Soy la primera que peco de ello.

    - Respecto a lo segundo, sí, creo que te equivocas: "Querer de verdad es invertir tiempo y esfuerzo en ello. Poner todos los instrumentos para conseguir el objetivo marcado. Querer de verdad implica una voluntad de hierro." Yo matizaría que querer de verdad es poner todos los instrumentos QUE SE PUEDEN PONER EN ESE MOMENTO para conseguir el objetivo marcado. Pero sobre todo, querer de verdad NO implica una voluntad de hierro. ¡Quién la tuviera! Yo 8 de cada 10 días desperdicio mi tiempo a raudales. Si los días que de verdad me cunde fueran todos ya tendría no una, sino 2 plazas y de distintas oposiciones. No es broma esto eh. Al menos dos días a la semana hago la mitad de lo que puedo rendir en un día normalito. Esto es así, lo tengo asumido. A ver, intento minimizarlo claro, el día que lo consigo estoy pletórica, pero si no es así tampoco me hundo en la miseria, sencillamente porque creo que no es justo. Es mucho el sacrificio que aquí todos hacemos como para encima martillearnos la cabeza al mismo tiempo. Además creo que si no fuera por esos "ratos no productivos" no estaría sana mentalmente, he llegado a la conclusión que es un mecanismo de defensa de mi cuerpo y por eso me lo concedo. Si significa tardar un año/dos años más pues lo asumo y ya. En otro caso algún día tendría una plaza pero no tendría salud (apuesto que ni física ni mental) y tampoco amistades, pareja; ni siquiera amor propio.

    Mi humilde opinión: intenta exigirte cada día según te encuentres. Si hay varias semanas/meses que tienes que llevar 3 temas menos a cada clase, asúmelo sin culpas, remordimientos ni pensamientos negativos. Del mismo modo, el día que se esté más "fuerte" hay que apretar. Es un consejo que me dió una amiga (Rai) y con toda la razón.

    De todas formas quiero contestarte más tranquilamente, que sabes que los fascículos no han acabado (esta monserga era un tomo aparte jaja).

    Ojalá el día de hoy estés tranquila, sin nubarrones en la cabeza, seguro que, siendo así, lo que quiera que sea que puedas estudiar será tiempo bien aprovechado =)

    Besos y abrazos mi niña,

    OV.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OV!!

      Vaya regañina me ha caído en un momento! Jajajaja. Era necesaria, así que GRACIAS. Estaba entrando en un ciclo horribilis y con vuestros comentarios me habéis hecho cambiar el chip. El maltrato no lleva a ninguna parte... Jejeje Ya he parado de fustigarme (creo que definitivamente, espero...)

      La próxima entrada os la debo a vosotros, que me habéis espabilado con vuestros comentarios y me habéis hecho pensar mucho. De este finde no pasa, que ahora ya estoy en mejores condiciones.

      Te mando mucha fuerza y (también en breves) un mail bien cargadito, que ya toca.

      Un abrazo fuerte compañera! :*

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. ¡¡Estás de vuelta!! ¡Qué BIEN! :) ¡Muchas gracias compañera!

      Eliminar